Residentes de Brighton Park preocupados por la violencia